domingo, 21 de agosto de 2011

Adicta a comer jabón



Ella sabía que comer jabón era peligroso, pero ignora intencionalmente las etiquetas de advertencia de la caja, y lamía el polvo mortal todos los días, desde que se levantaba.“En la ducha, me gusta la espuma de una barra verde de jabón, y lamer las burbujas. Y como el jabón se desintegra, hago estallar una pequeña cantidad de jabón en la boca. Es celestial”, menciona.

Después de meses de comer jabón, decidió ser valiente y buscar atención médica. Ella fue diagnosticada con un raro trastorno llamado PICA, que los médicos le dijeron que se caracteriza por un apetito por sustancias que son en gran parte no nutritivas.
Las víctimas han sido conocidos por comer compulsivamente incluso metales, monedas, tiza, baterías y hasta cepillos de dientes. A menudo puede ser causada por una deficiencia de minerales, lo que explica por qué las mujeres embarazadas a menudo se les antoja comer carbón cuando se necesita hierro.En el caso de la joven Tempesttlos médicos creen que la adicción fue causada por el estrés, según informa dailymail.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada